martes, 4 de abril de 2017

CONECTADOS

Tras ver el documental "Conectados" hemos realizado una breve reflexión acerca del uso de las redes sociales, el teléfono móvil y las pantallas en general.  Esta me ha hecho darme cuenta de la adicción a la que estamos sometidos y por ello nombro a continuación una lista de situaciones en las que estoy "online" y "offline":

  • Tres situaciones on line

-Whatsapp: comunicación con amigos, familiares o conocidos. Sólo pienso en las múltiples conversaciones que estoy teniendo simultáneamente, por lo que mi atención no está centrada en una sola cosa. Además paso por alto todo lo que me rodea. Aunque gracias al teléfono móvil estoy relativamente cerca de personas que están lejos, creo que  no siento lo mismo que cuando vivo situaciones físicas, puesto que el móvil no es capaz de transmitir sentimientos, emociones....todo lo que tiene que ver con la comunicación no verbal no existe. 
- Subir una foto a redes sociales (Facebook, Instagram): editar la foto, pensar un comentario adecuado que la describa o en su defecto un emoticono con el que relacione la situación de la imagen, subirla y esperar a ver cuántos "me gusta" recibo. Tan sólo pienso en el número de "mg" y en que la gente vea mi publicación. No siento nada al hacer esto.
- Hacer trabajos en plataformas digitales: trabajar a la vez que mis compañeras en la distancia. Pienso sobre todo en el trabajo a realizar, aunque también pienso en las dos situaciones que he nombrado anteriormente. Creo que tampoco siento nada al hacer esto.

  •  Tres situaciones off line
- Entrenamiento: estoy centrada en la actividad o ejercicio que realizo, dejo totalmente de lado las redes sociales y todo lo que tiene que ver con ellas. Sí que es cierto que nada más acabar el entrenamiento miro el móvil para poner al día mis notificaciones. Me siento realizada durante el entrenamiento y también desconectada del mundo exterior. 
 - Tomar algo con amigos: normalmente, cuando estoy con mis amigos y amigas, no suelo estar pendiente del móvil, aunque es verdad que si me mandan un mensaje lo leo y que nos solemos sacar fotos, tanto para redes sociales como para nuestro álbum personal. En esta situación trato de estar atenta a la conversación e intento dejar de lado las redes sociales. Siento a la(s) persona(s) con la(s) que estoy y eso me gusta.
-  Dormir:  en esta última situación, como es lógico, sólo duermo, sin pensar en nada. Siempre tengo el móvil en la mesilla de al lado de la cama, aunque en silencio. Lo primero y lo último que hago al despertarme y acostarme es mirar el móvil.

AÑADIR REFLEXION!!!!!!!!!!!
  

lunes, 20 de marzo de 2017

Observada


Durante mi estancia en Londres, el club de gimnasia aeróbica al que pertenezco ha querido editar el típico calendario anual del club para su posterior difusión y venta entre las gimnastas, familiares, simpatizantes y amigos cercanos. Para que yo pudiera aparecer en dicho calendario me han pedido que me saque alguna foto en algún lugar emblemático de la ciudad.

A mí se me ha ocurrido, con la ayuda de una amiga, hacer una sesión de fotos en diferentes lugares del centro y así disponer de varias instantáneas para poder elegir después. Cuando hemos ido a realizar la sesión tenía toda mi equipación deportiva preparada y una serie de figuras o posiciones en las cuales tenía que posar para las fotografías.

Al ser una ciudad tan transitada tanto por los propios londinenses como por turistas, el centro está tan lleno de gente y cámaras que yo he pasado desapercibida totalmente, por lo que no me ha preocupado que me mirara nadie. Además, Londres es una ciudad cosmopolita donde cada uno puede hacer lo que le parece y por eso no me ha importado lo más mínimo hacer unos ejercicios de gimnasia en mitad de la ciudad.

Mientras estamos enfrente del Big Ben me ha dado la sensación que una pareja de japoneses se me quedaban mirando. En un primer momento no le he dado mayor importancia y sin pensarlo he continuado con mis propias fotos. En una de las vueltas que daba, he vuelto a ver a la pareja en cuestión, pero esta vez con una cámara de fotos en las manos enfocando hacia donde estamos la amiga que me sacaba las fotos y yo. Eso ya me ha hecho sospechar y he empezado a dejar de sentirme a gusto. Al contarle a mi amiga mis sospechas, me ha dicho que soy un poco paranoica y que no sucedía nada raro. 

Por si acaso, yo he insistido y, aun a regañadientes de mi amiga, nos cambiamos de lugar para seguir sacando fotos. Nos acercamos hasta el London Eye y seguimos con las fotos. He de reconocer que yo ya no estoy a gusto, las sospechas siguen conmigo y algo me hace pensar que me observan. Aun así continuamos con la sesión. Mientras me coloco para cambiar de posición, allí está de nuevo aquella pareja de japoneses observándonos con la cámara en la mano. Mi amiga entonces se ha percatado de la situación y hemos decidido dar por terminadas las fotos.  

Unos meses estoy navegando por Internet cuando, de forma casual, veo un concurso sobre fotos originales en Londres. Por curiosidad clico en esa página web y en una de las fotos aparezco yo posando para mi amiga y mi calendario de gimnasia.

Desde entonces tengo los cinco sentidos alerta cuando hay muchas cámaras a mi alrededor, porque nunca se sabe el uso que le pueden dar a las fotos. Últimamente me pregunto si el derecho al anonimato y a la privacidad ha desaparecido; quiero decir, si cualquier persona puede sacar fotos sin permiso a otra persona y usarlas como y donde quiera, la intimidad de cada uno se desvanece.

A continuación adjunto el vídeo del relato que he creado.

martes, 14 de marzo de 2017

LAURENCE ANYWAY

PELÍCULA LAURENCE ANYWAY (transexualidad)

Sinopsis: Lawrence y Frédérique, profesor de literatura él, productora audiovisual ella, son guapos, listos y se quieren con pasión. Hasta que el día de su trigésimo cumpleaños, Laurence le confiesa a Fred que no se siente cómodo con su cuerpo, que preferiría tener el de una mujer. Esto no es el drama de una pareja que rompe porque él descubre que es gay. No resulta tan fácil. Laurence sigue considerándose hetero pero desea sentirse contemplado como una fémina. Quiere vivir como una mujer, envejecer como una mujer... junto a la mujer que ama. O no.
Hemos elegido las siguientes escenas porque las consideramos los ejes principales de la trama de la película:
  • Cuando se empieza a interesar por cuidarse las uñas, el maquillaje, los vestidos, etc.
  • Cuando le dice a su novia que pare (Canción de SOS). La chica le está reprochando que el chico se vista de chica, y este se maquilla. El chico le dice que después de navidades se empezará a vestir de mujer (23-27 min).
  • Cuando se lo dice a su madre
  • Cuando va a clase vestido de mujer y todo la clase está callada y observando hasta que una chica levanta la mano y le dice donde se había quedado el día anterior y comienza la clase (39 min). A partir de ahí el profesor va todos los días vestido como se siente al colegio.
  • Su novia no lo soporta y se marcha.
¿Cuál es la problemática de esa escena? ¿Desde qué rol estás observando esa escena? (padre, madre, mujer, hombre)
  • Él no sabe como cambiar lo que siente y se frustra
  • El chico está guardando todo lo que siente en su interior y necesita contárselo a su mejor amiga y pareja
  • El quiere que su madre le acepte
  • Teme ser juzgado y que los alumnos protesten de su nuevo
  • Falta de comunicación y comprensión entre ellos (punto de vista de la chica)
¿Qué otras perspectivas permitirían hacer lecturas diferentes?


  • Su novia puede pensar que al cambiar su aspecto físico, su orientación sexual también va a cambiar.
  • Desde el punto de vista de la novia él ella se está volviendo loca.
  • Su madre conservadora y oprimida por la sociedad machista no quiere entenderlo
  • Desde el punto de vista de los alumnos que están en una sociedad más moderna e inclusiva aceptan mejor que él mismo su nueva identidad
  • Desde su punto de vista, él no puede mantenerla cerca así que se quedará solo sin poder impedirlo.


LA CAZA



PELÍCULA LA CAZA
Sinopsis: Tras un divorcio difícil, Lucas, un hombre de cuarenta años, ha encontrado una nueva novia, un nuevo trabajo y trata de reconstruir su relación con Marcus, su hijo adolescente. Pero algo empieza a ir mal: un detalle cualquiera, un comentario inocente y una mentira insignificante que se extiende como un virus invisible sembrando el estupor y la desconfianza en una pequeña población... (FILMAFFINITY)


Hemos elegido las siguientes escenas porque las consideramos los ejes principales de la trama de la película:
  • El momento en el cual la niña ve las imágenes pornográficas (10’)
  • Cuando la niña le regala el corazón al profesor (13’)
  • Momento en el cual la novia de Lucas se cuestiona su inocencia (59’)
  • La muerte de la perra del profesor (1º 20’)
  • La visita del padre de la niña a Lucas (1º 40’)


¿Cuál es la problemática de esa escena? ¿Desde qué rol estás observando esa escena? (padre, madre, mujer, hombre)


  • La niña es demasiado joven para comprender al cien por cien lo que ve, pero le impresiona. (niña)
  • La niña no comprende que no puede querer al profesor ni que no le puede dar besos en la boca. Antes de esta situación, el profesor ha hecho la labor de padre/madre (cuidandola y preocupándose por ella). (niña)
  • La asociación social más lógica y sencilla es que el hombre que trabaja con niños, es cercano, amable, les cuida y les quiere es un pederasta. (rol de novia)
  • Castigan al profesor quitándole algo que ama y que es completamente inocente. La perra era la única compañía constante que había tenido. (rol profe)
  • Después de la tortura física y sobre todo psicológica, se da cuenta de que ha cometido un error. (rol padre)
¿Qué otras perspectivas permitirían hacer lecturas diferentes?
  • Desde el punto de vista del hermano, es algo gracioso y divertido de lo que reírse con sus amigos.
  • El profesor ve su conducta como una simple confusión de la niña.
  • Desde el punto de vista de Lucas, su novia no confía en él.
  • El ciudadano que ha matado a la perra puede pensar que si no puede llegar al profesor debe, al menos, castigarle.
  • El profesor no sabe lo que esperar de su antiguo amigo.




martes, 14 de febrero de 2017

Cómo aprendes a ser maestra

¿Cómo aprendes a ser maestra? Repensar el género en la Educación Infantil” es el título de este artículo de Estíbaliz Aberasturi y Jose Miguel Correa que trata sobre una investigación hecha a alumnos/as estudiantes en el grado de Educación Infantil. En él, se repasa la problemática del género y ciertos juicios perniciosos sobre esta profesión.


Educación Infantil, al igual que otras profesiones de cuidado, siempre ha estado ligada a las mujeres por su rol femenino, en nuestra sociedad, de comprensión, cariño y paciencia. La segregación de los géneros en la educación crea una discriminación de doble sentido ya que los hombres predispuestos a estos trabajos también  sufren: la no contratación, los insultos, las vejaciones, etc. En esta sociedad algo arcaica, resulta que los varones todavía no encajan en el plano educativo y son heterosexualmente sospechosos. El artículo recoge ciertas opiniones de alumnos de Educación Infantil que  reflejan el miedo a actuar de forma cariñosa con los/as niños/as por las posibles vejaciones que puedan sufrir y explican como a la mínima los/as padres/madres te quieren denunciar.


Esta exclusión (el 90% de las docentes son mujeres) hace que la profesión de educar, como una profesión del cuidado, perpetúe como una tarea asignada a las mujeres y, de misma manera, que la presencia masculina siga siendo minoritaria. Estibaliz y Jose Miguel hacen hincapié en que abrazar ambos géneros enriquecería y mejoraría tanto el ciclo de formación como las aulas de los colegios. A pesar de ello, comentan que acoger a los dos sexos en las aulas no garantizaría la diversidad ya que se volvería a caer en la norma, asumiendo que el modelo de familia heterosexual es el apropiado, devaluando otros modelos. Por ello, habría que replantearse la educación y revisar las “reglas del juego”.


A parte de que la Educación Infantil es presionada por cuestiones sociales del tipo que hemos explicado anteriormente, también sufre un continuo desprecio y es infravalorada. Comentarios como “muchas vacaciones”, “para estar con niños no hace falta carrera universitaria” o “¿para qué estudiar? ¿Para cambiar pañales?” siguen siendo típicos.

REFLEXIÓN TEXTOS

Tras haber leído los textos que os hemos adjuntado al final de la entrada, hemos decidido hacer una reflexión sobre el género y el sexo, ya que es un tema de gran interés social y en especial en el ámbito educativo. De esta forma pensamos que la opinión masculina y femenina en conjunto crea una opinión completa desde ambos puntos de vista, por lo que hemos compartido ideas con otros compañeros.


En nuestra infancia, se daba mayor distinción entre chicos y chicas. Es decir, actuábamos y actuaban con nosotros en función de unos estereotipos predeterminados por la sociedad, que hemos ido interiorizando desde nuestros primeros días (sociedad y medios de comunicación). Como se refleja en el segundo texto, a las niñas se les ha asignado el papel de “tontitas, modositas y presumidas” y cuando una de ellas rompía este esquema se consideraba diferente.


Hoy en día se intenta eliminar este tipo de diferencias de género. Aunque en nuestra opinión las medidas que se toman no sean las más adecuadas. En primer lugar, creemos que se debería adaptar el lenguaje en función de las características del grupo, ya que de esta forma se rompe con la norma hasta ahora estipulada. Esto es, si hay una mayoría femenina utilizar el femenino y si por el contrario hay una mayoría masculina utilizar un lenguaje masculino.


Además, vemos necesario tratar desde edades muy tempranas la igualdad de género.  El docente debe intentar que el alumnado deje de diferenciar entre mujer y hombre, viéndoles como personas. Para ello, es necesario que el profesorado apoye y defienda esta idea.


Haciendo hincapié en el texto de Leire (“El modelo reflexivo en la formación de maestros y eL pensamiento narrativo”), si al alumnado se le hubiera formado en una igualdad de género, la confusión surgida entre Mikel, Aída y Leire no se hubiera dado, puesto que no existirían diferencias entre niños y niñas. En cualquier caso, si no se ha empezado a tratar este conflicto desde la niñez, vemos necesario reforzar este tema en el aula, tanto con el alumnado como con los docentes.

En el segundo texto se nombran ciertos estereotipos que tiene la mujer en la sociedad. A pesar de que nos resulta un texto bastante anticuado, creemos que esto hoy en día no ha cambiado. Los roles masculinos y femeninos siguen muy marcados por y para la sociedad. Creemos que una posible forma para cambiar estas situaciones es el curriculum neutro; irá sin foto, nombre ni sexo del individuo. Además, apostamos por las nuevas remesas de docentes que luchan por que la igualdad predomine en la vida y en las aulas.

lunes, 12 de diciembre de 2016

El árbol de mi vida

El árbol es un continuo crecimiento, desde las raices más profundas hasta las últimas ramas; un signo de fortaleza y seguridad. Crece sin límites, buscando la luz del Sol, buscando sabiduría. Y a la vez que crece hacia arriba lo hace hacia los lados, siempre y cuando no se le tale. Transmite tranquilidad y confianza, y por ello sirve de cobijo para muchos animales.

El árbol es vida, y mi vida es un árbol.

Mis raíces más profundas, fuertes y estables comienzan y se mantienen en mi familia. Es mi inicio y mi anclaje, se hallan en lo más profundo de mí,ofreciéndome amor incondicional, valores con los que guiarme, conocimientos, seguridad, disfrute...y una interminable lista, gracias a la cual soy, en gran parte, quien soy ahora.

Otra de mis raíces, tal vez no tan profunda pero sí fuerte, es Escolapios, mi colegio. En él, he aprendido a relacionarme con gente diferente, a abrir mi miente, a respetar a los demás. Ha iniciado mi baúl de conocimientos, de donde luego surgirán diferentes ramas.

A partir de estas raíces nace mi tronco, mi crecimiento, firme y recto hacia un objetivo: mi vida. Son las raíces las que me permiten crecer y desarrollarme, pero a la vez crecen conmigo. En la base del tronco está el aeróbic, parte importante de mi vida desde mi más pronta infancia. Esta modalidad de gimnasia me ha enseñado lo que es luchar por un objetivo, a no rendirme, a trabajar en equipo, a priorizar y a saber distinguir entre lo que me conviene o no, la tenacidad, la constancia...además de mi desarrollo físico.

Mi tronco va creciendo y haciéndose robusto con la savia de las experiencias que vivo. Entre ellas destaco los cuatro meses que viví en Londres, donde tuve que aprender a cuidarme a mí misma, a ser independiente, a vivir de forma diferente y a abrir mi mente. Esa necesidad de integrarme en una sociedad diferente, de respetar y aprender puntos de vista que no eran habituales para mí me han hecho una persona más fuerte, con mayor capacidad para afrontar problemas y con más seguridad en mí misma.

Según me he ido haciendo mayor han aparecido nuevas personas en mi vida. Todas ellas me han aportado en diferente medida nuevos aprendizajes. Pero si tengo que destacar a alguien,destaco a mis seis amigas, con las que he aprendido el valor de la amistad, con las que comparto alegrías, fiestas, enfados y tristezas. Son un pilar fundamental en mi vida, casi tanto como mi familia.

Otra parte que constituye mi tronco es Zurbano, mi casa. El vivir en un pueblo me ha hecho valorar, disfrutar y respetar del medio que nos rodea, la Naturaleza. Aprender a vivir en el silencio, sin los ruidos de ciudad. A parte de esto, en Zurbano he crecido y he encontrado un hueco entre personas con diferentes raíces, diferentes valores y diferentes edades de igual a igual.

Después del tronco, las ramas; van creciendo en diferentes direcciones, unas más y otras menos, pero todas con la misma base: mis raíces. Por un lado, esta Scout, que nace en Escolapios y se ha desarrollado en estos últimos años de mi vida. Gracias a su influencia, sé qué es pertenecer a un grupo, he aprendido a compartir mis pensamientos y reflexiones más profundas con personas con las que no se me ocurriría hacerlo, he conocido diferentes realidades y he podido intervenir en alguna de ellas en voluntariados y campos de trabajo. Colaborar y participar en proyectos altruistas, te hace ver la otra cara de la vida y también te hace ver que eres capaz de aportar algo, aunque sea un granito de arena, para el bien común. Además, he tenido la oportunidad de ser monitora de niños, lo que me ha hecho más responsable y madura.

Otra rama que nace en Escolapios, pero por su importancia se convierte en tronco, es mi novio, haciendo crecer mi rama afectivo-emocional. Con él aprendo a convivir, a ceder, a respetar, a apoyar y a querer.

De la gimnasia crece la rama de entrenadora. Por mi esfuerzo, responsabilidad y capacidad física se me ha dado la oportunidad de ser entrenadora de un grupo de niñas. Ser responsable de un grupo me ha demostrado la importancia que tiene la constancia y el esfuerzo para lograr lo que nos proponemos.

La rama más nueva es la de la Universidad, que está directamente relacionada con mis raíces. Allí aprendo a comunicarme, a encontrar mi lugar en el mundo, ... aprendo a aprender.

Todas las ramas están entrelazadas y unidas a su vez con el tronco y las raíces, influyéndose unas a otras.
El árbol de mi vida crece y crezco con él, siempre hacia un objetivo, con raíces firmes pero con diferentes ramas, porque diferentes ámbitos hacen mi vida, en un crecimiento continuo.

PD: Adjunto a continuación la cartografía y la tecnografía que he realizado sobre mis situaciones de aprendizaje. ¡Espero que os gusten!